«Sólo el sumario implica la quiebra del PP»

El candidato de Sumar y vicepresidente de gobierno, yolanda diazconvencido de que «hay remontada», que hay posibilidades de ganar el 23J porque Sumar «cambió el guión de la historia» y que Sumar «Presunta quiebra del PP».

Dos días antes de las elecciones, Yolanda Díaz lanzó el resto en el último día de campaña, reuniendo a más de 5.000 personas en el Parque Tierno Galván de Madrid, con diferencia el acto más impactante de toda la campaña de la candidata.

El candidato volvió a insistir las «mentiras» del candidato del PP, Alberto Núñez Feijóo, y sus «relaciones con un narco», en referencia a Marcial Dorado.

“El moderado esta semana es difícil para él, cree que la mentira se puede gobernar, es incapaz de decir la verdad ni siquiera repitiendo”, subrayó tras acusarlo de machista, entre otras cosas, recordó, porque dijo que “la señora Díaz sabe mucho de maquillaje”.

El último día, para pedir una votación, se volvió Indeciso que duda entre Sumar y PSOE para decirles: «Sólo Sumar provoca el fracaso del PP y es la fuerza decisiva que conquista las derechas» e impide que Santiago Abascal sea vicepresidente del Gobierno.

En su discurso, agradeció la labor de los trabajadores postales por «ayudar a garantizar el derecho al voto en nuestro país», esos mismos trabajadores -dijo- que han sido «pisoteados y atrincherados por la derecha», y prometió que la empresa volverá a prestar servicios financieros en todo el país.

Díaz subió al escenario al ritmo de “Miña terra gallega” de Siniestro Total, saludado como “presidente” y acompañado, entre otros, por la actriz Marisa Paredes, quien acompañó al vicepresidente en varios actos; De ex alcaldesa de Barcelona Ada Colau; EL las líderes de Podemos, Ione Belarra, y Más Madrid, Mónica García; y la exdiputada socialista Carla Antonelli, ahora candidata de Sumar al Senado.

Tras presentarse con Díaz en Pamplona, ​​Belarra también entró en ese auditorio madrileño intentando dejar una imagen de unidad tras el tremendo encontronazo que tuvieron por el veto de Sumar a que Irene Montero entrara en las nóminas.

Pero Belarra se ha referido en repetidas ocasiones a su compañera Podemos para dejar claro que sin ella al frente del Ministerio para la Igualdad de Oportunidades no hubieran sido posibles los derechos feministas que, como ella misma subrayó, se han conseguido en esta legislatura.

Interrumpido varias veces por el eslogan morado de «si es posible» A gritos de los presentes, el secretario general de Podemos advirtió de que la revalidación de la coalición de gobierno es la única posibilidad para continuar la expansión de esta España de derechas y aseguró que, aunque teme que Vox entre en el ejecutivo, le preocupa más que el PP, «el partido más corrupto y solapado de Europa», lleve las riendas.

La líder de Más Madrid, Mónica García, médica de profesión y jefa de la segunda fuerza política de la Comunidad de Madrid, se burló a su vez de los problemas de dolor de espalda del candidato popular, Alberto Núñez Feijóo, destacando que para la ciática aguda lo mejor es «no mentir» y llamó «Llenar las urnas de feminismo» próximos 23 días.

Ada Colau, otra fiel a Díaz, advirtió que no se les «arrancaría la democracia» por la que tanto lucharon nuestros padres y abuelos y aprovechó para agradecer «que como mujer bisexual pueda sentirse» no sólo parte, sino protagonista de un proyecto político «que defiende a todos los pueblos en «toda nuestra diversidad».

Y en este sentido, la activista trans y senadora electa Carla Antonelli ha asegurado que con los insultos que recibe de «fanfarrones», la gente de Sumar se convierte en «zorras», además de acusar a PP y Vox de «incitar a la transfobia y al odio de los oradores públicos».

Yolanda paró este viernes por segunda vez en estas dos semanas en Madrid, distrito electoral donde espera conseguir al menos cinco diputados, lo que permitiría la entrada en el Congreso de la líder de Podemos.

En un ambiente eufórico y muy festivo, teñido de rosa para combatir el calor asfixiante, Sumar afrontó el cierre de campaña con el objetivo de «multiplicar los votos» al ser la tercera fuerza y ​​gobernar con Pedro Sánchez.

Aunque las encuestas no les otorgan más de 30 escaños, confían en que el diálogo a tres bandas del miércoles marcó un punto de inflexión en sus expectativas y que el tercer puesto está a su alcance.



Source link