Un médico de Albacete condenado


La Audiencia de Albacete condenó a un médico que trabajaba en un centro de salud de la provincia a 2 años y 9 meses de prisión por estafa y pertenencia a grupo delictivo, además de inhabilitarlo para ejercer la profesión de médico en el ámbito público durante un año y seis meses.

En el mismo juicio, MMS fue condenado a 10 meses de prisión por el delito de falsificación de documento oficial, si bien el juzgado de Albacete lo absolvió del delito de estafa.

Los dos condenados admitieron los hechos según la fiscalía, y la audiencia provincial acordó suspender sus penas de prisión.

Además, la Sala absolvió a seis personas, médicos, enfermeros y farmacéuticos, de la persecución de los delitos de falsedad escrita, estafa y pertenencia a grupo delictivo que les imputaban.

Además, SESCAM deberá ser indemnizado en la cantidad de 18.841,32 por los daños sufridos.

RECETAS FALSAS

Según la sentencia judicial a la que tuvo acceso El Digital de Albacete, JFGR, médico de nacionalidad cubana, adscrito a la dirección del Servicio Integrado de Salud de Castilla La Mancha en Albacete y que trabajaba en el Centro de Salud de Ossa de Montiel, con la intención de obtener un beneficio ilícito, acordó con otros desarrollar un plan que se materializó al menos entre el 20 de julio y 2015, consistente en la prórroga de los plazos de prescripción el 20 de julio de 2015. de los datos de sus respectivos pacientes; En la mayoría de los casos no aparecía que en el momento de la prescripción correspondiente el paciente hubiera sido tratado médicamente por los respectivos médicos o, en otras ocasiones, no aparecía de la anamnesis que se había prescrito el fármaco falsamente prescrito, ni correspondía al tratamiento adecuado de las respectivas patologías.

Una vez emitida la receta, el medicamento se dispensaba en diversas farmacias, llenándolos, registrando la fecha de emisión, el sello de la farmacia correspondiente y adjuntando el cupón relativo al respectivo medicamento, generando un beneficio para el prescriptor y el farmacéutico, y con cargo a la seguridad social, que en la mayoría de los casos debía asumir el costo total de los medicamentos por el 90% restante del destino respectivo. al desconocerse la ilegalidad, se otorgó el módulo, quizás destinado a otro mercado paralelo, según el fallo de la corte provincial.

Todo ello tras un accidente de tráfico ocurrido en la madrugada del 8 de mayo de 2015, en el que se vio implicado GN, también imputado en este caso pero en cumplimiento, mayor de edad y con antecedentes penales incalculables a efectos de reincidencia, un enfermero del Centro de Salud de Riópar, en el coche en el que viajaba, con varios sellos de recetas médicas. La Guardia Civil y la Policía Estatal, tras las investigaciones, se incautaron de casi 2.000 dosis de medicamentos y 172 recetas oficiales en blanco, deteniendo a cuatro médicos y dos farmacéuticos por estos presuntos hechos. Finalmente, la Audiencia de Albacete absolvió a varios de ellos por considerar que las pruebas no eran suficientes para condenarlos, lo que no sucedió con las otras dos personas que fueron condenadas de mutuo acuerdo tras un acuerdo con la fiscalía.



Source link