Las trampas más sofisticadas para la homologación del permiso de conducción se encuentran en Alicante


La Guardia Civil Ruta ha detenido en Alicante a dos personas por un delito de falsedad documental, cometido en un aula universitaria, adscrito a la Dirección General de Tráfico de Dénia, siendo uno de los presuntos autores. presentado el documento de identidad del otro, para poder utilizarlo durante la prueba del carné de conducir. En otra actuación, fueron denunciados otros tres hombres por intentar usar dispositivos electrónicos durante otro examen de este tipo en algún lugar de Alicante.

Uno de los detenidos posó en el otro durante el interrogatorio

El 3 de julio fue detenido el Equipo de Investigación de Tráfico (GIAT) de la Guardia Civil de Alicante dos hombres de 22 y 39 años de edad, como presuntos autores de un delito de falsificación de escritura, cuando el joven de 39 años se identificó con un documento de identidad que no era el suyo, tratando de facilitar la tarea del joven de 22 años, para aprobar el examen teórico para la obtención del permiso de conducir.

Los hechos ocurrieron el 24 de mayo.en el aula de la Universidad de Dénia, que había sido trasladada a la Jefatura Provincial de Tráfico de Alicante, para realizar los exámenes teóricos para la obtención del permiso de conducción, y fueron investigados por el GIAT de la Guardia Civil.

El delito de falsificación, regido por los artículos 390 a 399 del código penal, prevé penas que van desde dos meses de multa hasta seis años de prisión. Los juicios practicados por los agentes fueron elevados al Juzgado de Instrucción de Denia.

Atrapado usando receptores prohibidos para aprobar el examen

Por otro lado, el pasado 7 de julioesta vez en las aulas del polígono industrial Pla de La Vallonga, en la ciudad de Alicante, otros tres hombres fueron sorprendidos intentando eludir el examen teórico utilizar dispositivos electrónicos de telecomunicaciones que les permitan recibir respuestas a sus preguntas, escondido debajo de la ropa. Los dispositivos involucrados consistían en un receptor de datos móvil, conectado a una microcámara y un receptor de vibración en el que recibían las respuestas de la prueba del examen.

Los agentes del Grupo de Investigación del Grupo de Tráfico (GIAT) de la Guardia Civil de Alicante, que sospecharon de los entrevistados por su actitud, comprobaron el uso de estos dispositivos, que están prohibidos en la realización de este tipo de pruebas, y procedieron a sancionar a los infractores por la infracción muy grave del Código de Circulación, Circulación y Seguridad Vial, sancionados con multa de hasta 500 euros y multa de hasta 500 euros. Licencia de conducir. También asume que la prueba actual es declarada nula.

Los acusados ​​son tres hombres de 23, 28 y 32 años..



Source link