Música tradicional en la base


Arévalo acogió este fin de semana la III Prueba de Dulzaina y Tamboril, en el marco incomparable y sonoro de la medieval Villa Plaza, escenario magnífico para estos eventos folclóricos. Organizado por el grupo Armusinme y con la colaboración del Ayuntamiento, la asociación «Arévalo se Mueve» y la Crónica Oficial de la Ciudad que lo presentó.

Esta tercera edición, con el paréntesis de la pandemia, se ha manifestado como la confirmación y consolidación del campeón, gracias a la capacidad de respuesta del público y la gran calidad de los participantes. Tras un desfile, comparsas desde la plaza del Arrabal, abrieron el espectáculo los vecinos de la localidad, el grupo Armusinme, persiguiendo al grupo de Dulzaine Badut, de Ávila, detrás de él, la dupla de David Huerta y Carlos Contreras, de San Lorenzo del Escorial. , finalizando con los Dultzaineros de Hontalbilla, Segovia. Una gran difusión de nuestra música tradicional. Destacó la calidad del conjunto y la versatilidad de los grupos, la misma música tradicional con diferentes formas de interpretación, mezclando la música con estos instrumentos ancestrales y mostrándonos sus composiciones que captaron fuertemente la atención.

El público de espectadores reunidos en la histórica plaza, más de trescientas personas, aplaudieron calurosamente los discursos. Finalizaron con unas composiciones interpretadas conjuntamente por todos los participantes.

III Exposición de Dulzaina «La ciudad de Arévalo» – Foto: RGUna exposición que toma la naturaleza al pie de la letra, se impone, tiene afán de continuidad y ya es imprescindible en el calendario cultural de la ciudad y con un fuerte apoyo también del público a pesar de los diversos actos que se han desarrollado este fin de semana. en Arévallo.





Source link