Conoce a Cobi en el Palau Güell


Estamos en pleno verano. Y es en estos meses cuando se vive un momento mágico en Barcelona, ​​que es el momento las joyas arquitectónicas de la ciudad se abren a actividades nocturnas que nos liberan del calor y disfruta de nuestro patrimonio. Hay docenas de ellos. De todo tipo, pero me centraré en el Palau Güell, donde los jueves puedes disfrutar de una velada musical especial, rodeado de 20 chimeneas de Gaudí.

Al arquitecto de Reus le gustaba traspasar los límites en su obra. La Sagrada Família, el Park Güell, La Pedrera, la Casa Batlló… Todos son ejemplos de su genialidad, y el Palau Güell no es una excepción. Gaudí montó una obra maestra en un solar de Nou de la Rambla que transformó en residencia para sus mecenas. Podríamos hablar de todos los rincones de este edificio, pero me limitaré a su azotea, donde tienen lugar las veladas musicales.

Y lanzaré un desafío. A ver quien es capaz de averiguarlo en Trencadís La silueta de un Cobi, la mascota olímpica, cubre el techo. Sí, hay un Cobi en la azotea del Palau Güell. Uno podría pensar, si lo encuentra, que Mariscal lo copió de Gaudí. Bueno, no, y esa es la historia. Parece que algunos artesanos que trabajaron en la restauración del techo en 1992 tuvieron la idea de dejar la mascota entre los mosaicos como una especie de testimonio de que estaban en pleno año olímpico.

No voy a dar ninguna pista sobre dónde encontrarlo. Tendrás que averiguarlo por ti mismo. Me lo explicó Pepe Encinas, amigo y maestro fotógrafo. Pero el bastardo no me dijo dónde. Así que un día fui al Palau, pagué la entrada y fui solo a buscar a Cobi. Podría haber llamado a la oficina de prensa oa otro empleado del centro, pero la posibilidad de que Pepe se riera de mí me reprimía. No quise hacer el ridículo.

Tardé dos horas en encontrar al alegre animalito, al que terminé maldiciendo porque por momentos tuve la clara sospecha de que ese Encinas me había hecho víctima de una de sus inocentes travesuras, al estilo de las que me hacía cuando nos . encontrado en la escritura de TRONCO DE ARBOL. Pasó tanto tiempo inspeccionando las formas Trencadísen cuclillas y adoptando posiciones complicadas que incluso logré llamar la atención de un miembro de seguridad del edificio.

El público presente en uno de los conciertos.

Como buen Sherlock Holmes sin reservas, apliqué que “después de eliminar lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, es la verdad”. Así encontré por fin a Cobi, que además viene con el logo de Barcelona 92. Así que si decides disfrutar de una de las veladas en el Palau Güell, por el precio de la entrada también puedes participar en una actividad como descifrar el enigma

Hasta la fecha ya han contado con tres conciertos de Paula Peso, Mercè de la Fuente y Sara Aldana. Esta noche será el turno de Aura. Habrá tres funciones más: Marta Duran Quartet (27 de julio); Manual Dualicy (3 de agosto) e Irene Reig Trio (10 de agosto). El jazz predomina entre los distintos intérpretes, aunque no faltan el soul y el funk.

Recomiendo encarecidamente esta actividad. Hay otros, pero ninguno ofrece el incentivo para encontrar este Cobi camuflado. Que lo encuentres bueno y disfrutes de buena música mientras tanto.

Cubierta del Palau Güell, una de las joyas de Gaudí.



Source link