La madre de Fitero envenenó a sus tres hijos con salfumán y los apuñaló al ver que no funcionaba


La mujer de Fitero (Navarra) que intentó matar a sus tres hijos los envenenó con salfumán y, al ver que no surtía efecto, intentó apuñalarlos. Los menores, de 3, 5 y 9 años, se encuentran actualmente hospitalizados en el Hospital Universitario de Navarra, en Pamplona, ​​aunque la situación del menor es preocupante. La madre también se encuentra bajo custodia policial, ya que intentó suicidarse tras el intento de parricidio, aunque su vida no corre peligro.

Esta familia, de origen marroquí, vivía desde hacía cuatro años en Fitero, localidad de la Ribera de Navarra donde existe una numerosa comunidad de origen norteafricano. El padre de los niños y marido de la presa trabajaba en la construcción en Gipuzkoa, y acudió por la tarde a Fitero tras conocer los terribles hechos. Según informó Diario de Noticias, la familia debía regresar a Marruecos para las vacaciones la próxima semana.

Los hechos se produjeron pasado el mediodía, cuando la mujer se encontraba en su domicilio con los tres mineros y su marido trabajaba en Hernani (Gipuzkoa). Los dos niños mayores, de 5 y 9 años, salieron a la calle a pedir ayuda y los vecinos alertaron a la Guardia Civil.

Los agentes entraron a la casa con los dos niños y encontraron gravemente heridos a la madre y al menor, de 3 años. La madre había intentado envenenar a los mineros con salfumán y, al ver que había fracasado en su objetivo, intentó apuñalarlos. Los mineros han sufrido múltiples cortes debido a los ataques de las madres.

el salfuman

Un ácido clorhídrico muy corrosivo

El salfumán es una solución de ácido clorhídrico en agua muy corrosiva y utilizada principalmente para la limpieza de superficies o el tratamiento de metales. El envenenamiento por ingerir salfumán puede causar ardor en la boca y garganta, dificultad para respirar, vómitos de sangre, salivación, presión arterial baja y dolor severo en el pecho y el abdomen.

Municipio de 2.000 habitantes

Consternación en Fitero

El municipio navarro de Fitero está consternado por el presunto intento de parricidio de tres menores y por el posterior intento de suicidio de su madre, que permanece bajo custodia policial.
«Hay consternación a nivel local y consternación entre la comunidad migrante», dijo a la agencia EFE el alcalde de la ciudad, Miguel Aguirre Yanguas. Según ha explicado, los servicios municipales no tienen constancia de que hubiera problemas de convivencia familiar, dado que hay personas que «no debieron acudir» al cabildo por cuestiones menores, solo que si lo hicieron fue también por otros trámites como el resto de familias migrantes que residen en el municipio.
Miguel Aguirre también mostró su «preocupación» por el estado del menor de los tres años.


leer también

Vanguardia





Source link