Vitoria se llena de aroma a ajo, de 22 a 27 euros la descarga


Victorioso (EFE)

La gente acudió a las calles para presenciar actos festivos como la carrera de barriles, que volvió a ganar ‘Basatiak’.

En las callejuelas -ya vemos pocos colgados del cuello, como dicta la tradición tras su compra-, bolsas de tres kilos a doce euros y cabezas individuales a cinco euros el kilo, los ajos y la música de las bandas de blusas han invadido desde primera hora el centro de la capital alavesa.

Hay 57 puestos de ajo instalados desde las seis de la mañana en la Plaza de la Memoria y la calle San Francisco.

Este año no estoy en Portal del Rey, por un trabajo.

Como todo se moderniza, se aceptan pagos con tarjeta y bizuma en algunas localidades.

Está el clásico ajo, blanco y morado, de Pedroñeras (Cuenca) como siempre, pero también de Navarra e incluso ecológico, de Tierra de Campos en Zamora.

Ajo, el más clásico del día Blusas y Neskas de Vitoria

Pronto comenzaron las actividades del Día de las Blusas y Neskas con las que se celebra la fiesta de Santiago.

Los nueve goles en la Plaza de España contaron este año con la novedad de que a la banda municipal se sumaron 180 músicos de las bandas.

No interpretaron el falso himno de Celedón y le dieron mucho colorido a un acto que en otros años fue más «oficial».

Con las calles ya repletas, a las once comenzó la carrera de barriles, en sustitución de la antigua carrera de burros.

Los jóvenes pusieron a prueba sus habilidades -y sus riñones- empujando barriles por la Plaza de España.

«Basatiak» gana la carrera de barriles en Vitoria

La tripulación de Basatiak ganó un año más, imbatida en las seis ediciones del evento, completando el recorrido en poco más de un cuarto de hora.

Con guantes y la técnica de empujar -sujeta la vara hacia abajo- demostraron que practicaban.

La carrera fue seguida por cientos de personas que se agolparon en las orillas del recorrido, como si del Tour se tratase.

Agotados pero felices, los ganadores ganaron el precio de la barrica, pero llena de 225 litros de vino.

La oferta festiva se completa con la Feria Agrícola y Ganadera de Santiago, en el campus universitario, con cursos de esquila de miel y ovejas alavesas y novillas en el Iradier Arena.

Por la tarde habrá el tradicional paseíllo donde blusas y chicas se dejan cantar y batir palmas, a las 16.30 horas en via Dato.

Hasta 29 bandas, para un total de siete mil integrantes, desfilarán más o menos dignamente por la zona peatonal.

Todo para calentar motores para la cada vez más cercana bajada del Celedón y el inicio de las fiestas de la Virgen Blanca el 4 de agosto. extensión de la CEPE




Source link