Inyección en Nuevo Cáceres


El barrio de Nuevo Cáceres espera con impaciencia su primer gran supermercado. A menos de un mes y medio de la finalización de la construcción del nuevo Aldi, esta parte de la ciudad está ansiosa por olvidarse de ir a otros supermercados a más de una milla de distancia. Ningún vecino ve un solo inconveniente en el desembarco de esta gran empresa, que se supone que se instalará en el terreno entre la calle San Petersburgo y la calle Tunis, pero hay grandes perdedores, las pequeñas y medianas tiendas de autoservicio del barrio.

Esta nueva sede tendrá una superficie de 1.200 m2, incluidos los aparcamientos y la propia tienda. Será el octavo edificio de esta cadena en abrir sus puertas en la región de Extremadura e el segundo en Cáceres: el otro está en Ronda Norte.

Así funciona el supermercado. Carlos Gil


manuel jimenez, residente de la localidad, dice: “Me parece muy bien la apertura de este supermercado, hace mucho tiempo que debió abrir. Pusieron un cartel hace mucho tiempo, por lo menos veinte años”, explica, apreciando la velocidad con la que avanzan los operarios en el lugar. “Llevan tres meses y va muy rápido, parece que lo están acabando este año, y el trabajo no me importa mucho”, concluye.

Vecino de zona saca dinero junto a futuro comercio. Carlos Gil


Otro vecino de esta parte de la ciudad, Ángela González, explica lo necesaria que era la llegada de esta empresa: “No sabes lo bien que nos va a venir, lo más cercano que tenemos es Mercadona y Spar, y está a más de un kilómetro de aquí. Llevamos muchos años pidiendo esto”, dice con una gran sonrisa. Aun así, Ángela recuerda a los pequeños supermercados. «Había una tienda más pequeña por aquí y la tuvieron que cerrar, aunque no creo que tuviera nada que ver con la apertura de Aldi. Pero los demás parecen darse cuenta», dice. También comenta lo mucho que sufrió por el aumento de precio: “Eran completamente normales, entonces subieron mucho y tuvimos que hacer un largo camino para hacer la compra. Nos divertimos mucho”.

Cantina Más Cachito, ayer por la mañana. TRONCO DE ARBOL


El gerente del bar Mas Cachito, José Francisco Solana Cancho, está de acuerdo en que el nuevo asentamiento podría perjudicar a los que ya están en la zona. “Hay un Udaco y un Tambo que pueden ser duros, pero no muchos más”, dijo a este diario.

«Lo más parecido que tenemos es un Spar que está a más de una milla de distancia», dice un vecino.



Oportunidades en la región

José Francisco Solana también elogia la regeneración que se observa en el barrio: “Tengo este bar desde hace cinco años y hay comercios que están abriendo ahora que han estado cerrados todo este tiempo”, explica el gerente, precisando que esto se debe a la construcción de esta nueva zona comercial, denominada La Calera. “Hace 28 años que vivo aquí y esta tierra siempre ha estado vacía. Ahora se están abriendo nuevas pequeñas industrias que no tienen nada que ver con el mundo del autoservicio y que van a generar mucho para el barrio”, dice.

Clientes de Udaco en Nuevo Cáceres. Carlos Gil


Además, el nuevo supermercado será una excelente noticia para él. Su negocio está a menos de cien metros de la entrada del nuevo Aldi y está acostumbrado a tener que caminar trece veces esa distancia para llegar al supermercado más cercano: “Lo que necesites te lo atiendo en un santiamén.. Te estaré muy agradecido ya que tampoco cierra a la hora de comer y me va bien en caso de emergencia. Mi negocio va bien porque los trabajadores suelen venir aquí a comer”, dice.



Source link