Cantabria registra una decena de accidentes laborales mortales en 2023, el número más alto…

Cantabria tiene 10 accidentes mortales confirmados este año; la cifra más alta registrada en los últimos 16 años por el Instituto Cántabro para la Seguridad y Salud en el Trabajo (ICASST), que publica hoy 9 personas fallecieron en el trabajo hasta junio del año pasado, sin contar el del portaaviones cántabro el 18 de julio en Cacicedo de Camargo.

Como señala UGT-Salud Laboral, Estas diez muertes relacionadas con el trabajo representan el mayor número de muertes relacionadas con el trabajo desde que ICASST publicó las estadísticas oficiales en 2008. porque «el 9 registrado de enero a junio es la cifra más alta con la de 2009 y si le sumamos la cifra ya conocida de julio, ya superaría todos los récords hasta estas fechas».

El sindicato añade que en junio del año pasado, un silvicultor profesional y silvicultor; que se unen a los demás cinco en el sector primario (cuatro en pesca y uno en ganadería y agricultura), uno en salud y servicios sociales y dos en transporte, El de 18 de julio y el registrado el 27 de junio en Ontón aún no han sido computados porque correspondían a una sociedad asturiana y se computarán en el Principado.

Según las estadísticas de los seis primeros meses de este año facilitadas hoy por el ICASST, la siniestralidad laboral ha descendido un 39%, hasta 2.033 respecto a la misma fecha de 2022, aunque solo han disminuido los accidentes leves debido a una caída de más del 81% en los del sector sanitario y social relacionados con el Covid (-1,977% de reducción global de accidentes leves).

Por el contrario, UGT-Salud Laboral precisa que estas estadísticas oficiales confirman este año el mayor número de accidentes de trabajo mortales de la serie histórica, así como 26 clasificados como graves, la mayor cifra registrada en estas fechas desde 2016.

El sindicato reitera su llamamiento a poner en marcha cuanto antes la estrategia cántabra de seguridad y salud en el trabajo recientemente aprobada, que complementa la acordada en el marco del diálogo social nacional y a «hacer de la salud laboral un objetivo prioritario del diálogo social en Cantabria», según ha señalado el director regional de UGT-Salud en el Trabajo, Marcos Flores.

EL PROBLEMA SOCIAL

“Es un problema laboral que se ha convertido en un problema social y que obliga a medidas de choque para frenar las inaceptables estadísticas que tenemos”, subraya Flores, quien recuerda que “llevamos tiempo denunciando que el índice de siniestralidad laboral no ha dejado de aumentar en los últimos 10 años desde el inicio de la recuperación económica en Cantabria y en concreto los más graves y mortales”.

Es un problema del origen del trabajo que ha trascendido a un problema social

“Es necesario más que nunca redescubrir esta cultura de prevención en el trabajo que redujo al máximo la siniestralidad laboral en los primeros años de la ley de prevención de riesgos laborales y que los órganos responsables de la prevención se unan y sumen puestos”, añade el responsable territorial de UGT-Salud en el Trabajo.

Para un sindicalista “Se debe analizar en profundidad la situación de los técnicos y servicios de prevención, la prevención de las propias empresas y el seguimiento de la Inspección y el Ministerio Fiscal del cumplimiento de la ley”.



Source link