La UJI multiplicará su capacidad científica y de transferencia con el nuevo edificio de investigación


La Universidad Jaume I ha finalizado la fase de obra civil del nuevo edificio de investigación, y ahora comenzará la fase de equipamiento y mobiliario, por lo que las nuevas instalaciones científicas estarán operativas a principios de 2024. La rectora de la UJI, Eva Alcón, ha destacado que esta infraestructura científica “responde a las necesidades de espacio de equipamientos singulares y laboratorios con un amplio potencial de uso y altas capacidades técnicas, y además abrirá nuevas oportunidades de colaboración entre la universidad y el tejido socioeconómico”.

Alcón también ha subrayado que “con este desarrollo de la investigación y la transferencia, la UJI reforzará su potencial científico y mejorará su capacidad para hacer frente a las crecientes necesidades de investigación e innovación”. La Rectora visitó el Edificio de Investigación II Módulo NB0 -como se denomina técnicamente- con el que la Universidad multiplicará su capacidad científica con un equipamiento de alto nivel, ahora centralizado en el Edificio de Investigación I. Durante la visita estuvo acompañada por los Prorrectores Vicent Cervera, Jesús Lancis, David Cabedo y Modesto Fabra, así como un representante del equipo OTOP Be y de la Ejecución Técnica.

Esta nueva infraestructura supone una inversión de 8,3 millones de euros en construcción, a la que se sumará equipamiento, cofinanciado por la UJI y la Generalitat Valenciana y pondrá al servicio del personal investigador de diferentes institutos y grupos de investigación más de 5.000 metros cuadrados de nuevos laboratorios y espacios de investigación y transferencia científica, así como otros espacios de uso común para congresos, formación y espacios de gestión e interrelación entre laboratorios, laboratorios y equipos técnicos.

Las nuevas estructuras, de características equivalentes a las del edificio de Investigación I, constan de planta baja y cuatro plantas donde se distribuirán los espacios de investigación y transferencia, con el diseño de espacios de investigación flexibles entre 150 y 200 m2, dotados de posibilidad de conexión a estructuras especiales: ventanas de extracción, agua osmótica, agua destilada, gases especiales, aire comprimido, etc. También se han previsto espacios abiertos para futuras ampliaciones.

El edificio se integrará con otros dos módulos existentes, dedicados a la investigación y los servicios que soportan. También cabe destacar que la construcción del edificio se ha llevado a cabo cumpliendo los más altos estándares medioambientales, en línea con el compromiso de la UJI con la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático. Por ello, se ha apostado por un diseño sostenible que favorece los bajos requerimientos energéticos y por tanto reduce el consumo.



Source link