Implementan nuevas medidas de seguridad en Las Chorreras para evitar accidentes

Las administraciones públicas han decidido reforzar este verano la vigilancia del Monumento Natural Chorreras del Cabriel, entre Enguídanos y Víllora (Cuenca), debido al aumento de accidentes entre bañistas en los últimos años, al tratarse de una zona muy transitada.

Así lo han acordado en la reunión mantenida este miércoles por el Gobierno de Castilla-La Mancha, la Subdelegación del Gobierno de España en la provincia y el Ayuntamiento de Enguídanos, a la que también ha asistido la Guardia Civil y responsables de Medio Ambiente, con el objetivo de poner en marcha operaciones conjuntas y coordinadas, según ha informado el Consejo en una nota de prensa.

Se da la circunstancia de que el pasado 30 de mayo el Boletín Oficial de Castilla-La Mancha publicó un decreto por el que se regulan las actividades de uso público en este monumento natural situado entre los municipios de Enguídanos y Víllora, en Cuenca.

Este decreto regula expresamente el senderismo, la natación, el piragüismo, el remo y otras actividades náuticas, así como la educación ambiental organizada y actividades conexas.

Por tanto, por razones de conservación de las rampas de maleza, se limita el baño y el tránsito por las mismas, así como el uso de bienes, utensilios y productos que puedan dañar los recursos naturales.

También prevé que se podrán establecer límites máximos de bañistas y propone a la organización de piscinas limitar o prohibir esta actividad en las zonas afectadas.

Este aforo está fijado en 300 personas por día, y el monumento se puede recorrer a pie por dos recorridos, que son el sendero preexistente PR-CU-53 y el sendero de interpretación de los valores de este espacio identificado por el Ministerio de Desarrollo Sostenible.

Además, se establece el acceso vehicular al Monumento Natural de Enguídanos, al que se puede llegar en vehículo propio o en transporte público por la carretera Enguídanos a Cardenete (CUV-5014), hasta el estacionamiento habilitado por la Municipalidad cerca del desvío a la central hidroeléctrica.

El otro acceso es desde el pueblo de Víllora, accesible con vehículo propio por un camino de tierra hasta el aparcamiento autorizado por el Ayuntamiento en la zona de Picarchuelos.

Las reservas de aforo y parking se pueden realizar en la web de Chorreras del Cabriel.

Acudiendo a este sitio, este miércoles se indica que no se recomienda bañarse en Las Chorreras debido a las obras del embalse de Víllora por «motivos de seguridad».

El pasado fin de semana, los Bomberos de Motilla del Palancar rescataron a una mujer de 34 años que había caído a una de las cascadas tras romperse una pierna.

El año pasado, el alcalde de Víllora, José Ramón Ubiedo, advirtió del alto coste de movilizar equipos de rescate en la zona.



Source link