El cohete explota, la locura se desata


Las fiestas patronales han llegado a Errenteria y con la explosión del cohete lanzado en esta ocasión por los presidentes de Juneren Hegoak y de Cruz Roja de Errenteria, Carlos Sánchez y José Antonio Fernández, respectivamente, se desató la locura un año más en Herriko Plaza. El dulcero común ya parecía estar de fiesta hace unos días cuando tuvieron lugar varios actos relacionados con la celebración, como la previa de la fiesta “Ongi Etorri Madalenak” o el pregón de la víspera, pero recién ayer a las 19:00 horas se inauguró oficialmente Madalenele 2023. Asm y esperanza. Han sido enormes y este año uno espera casi lo mismo ya que cae en fin de semana y con puente largo.

Los preparativos previos al momento crucial fueron puntuales, no faltaron detalles. Los niños udaleku pudieron lanzar su txupinazo particular por la mañana sin nubes amenazadoras y muchos ciudadanos se dieron cita en la misma plaza del ayuntamiento para almorzar juntos y tamborilear felices fiestas. Después de desaparecer durante unos días, el sol también se encontró en una primera escena festiva del preludio. “Ahora sí, quedan apenas tres horas para que abran unas fiestas que venían pidiendo”, coinciden las amigas Maite, Endika y Lur.

Continuando con la tradición iniciada con éxito en 2015, el txupinazo principal estuvo precedido por el txiki, una hora antes en la plaza Koldo Mitxelena. Con una batoburrunba saliendo de la Alameda pasadas las 5 de la tarde, los niños y niñas se sumaron al evento con diversos instrumentos musicales traídos desde sus casas para darle una imagen más cautivadora y llamativa a los demás niños del municipio. Con el pregón de los niños acaba la cuenta atrás y todos juntos dan comienzo a la Madeleine al ritmo de Txunpa txunpa. Al poco rato entonaron la canción “Irria Harro” de las fiestas infantiles.

Luego, la atención se desplazó al epicentro de Paper Town, donde cientos de jóvenes ya esperaban ansiosos su momento para dar la bienvenida a Madeleine por todo lo alto. Con el cielo completamente despejado, como en 2022, los jóvenes pidieron agua desde varios balcones para limpiarse, al menos un poco, de la harina, ketchup, mayonesa y mostaza que tenían en el cabello y el cuerpo.

A medida que se acercaba el momento, la plaza se calentaba. Naturalmente, un espacio de dos metros delimitaba el lado interior, relleno de tierra, y el exterior, ocupado por quienes querían ver el momento de cerca sin ensuciarse. Las camisetas blancas se tornaron amarillas y rojas, pero a los jóvenes les dio igual, estaban a quince minutos de celebrar un año más.

Los ganadores de estos festejos, las asociaciones Juneren Hegoak y la Cruz Roja local, acudieron al balcón principal para conmemorar el momento con diversas imágenes y vídeos. “Es un momento especial. Tirar el txupinazo de las fiestas es algo que no nos habíamos imaginado”, explica con orgullo Fernández de Cruz Roja. Por su parte, los representantes de Juneren Hegoak vistieron la camiseta de la asociación con el gusano en el estómago antes de la llegada de las 19:00 horas.

Dos minutos antes de que llegue la hora de la verdad. Un año más, los ganadores tomaron el micrófono y cantaron al unísono la ya tradicional canción «Egin zaidazu visită». Los asistentes rompieron en aplausos y aplaudieron juntos antes de que el cohete explotara sobre sus cabezas.

Con un beso en el cielo de Carlos Sánchez al ansiado juninito, el txupinazo salió con pistola y la Troupa acompañó la bonita escena con el habitual Txunpa txunpa. En la plaza de Gernika hicieron lo mismo con el festival Holi. Saltaron a favor de algunas magdalenas para recordar. Cuando la plaza se despejó, pandilla y pandilla de gigantes y cabezudos se prepararon para la primera kalejira en las calles. La visita a la residencia de mayores Sagrado Corazón de Gabierrota fue una de las paradas más emocionantes.

Las Madalenas ha abierto sus puertas a lo grande y los habitantes de Errenteria dispondrán ahora de cuatro días intensos para celebrar en familia y amigos y olvidarse de la rutina habitual. Hoy, segundo día, se rendirá homenaje a Santa Magdalena.



Source link