Dobles de Villadangos

La carretera que delimita el perímetro occidental de la zona de Villadangos será el eje central de esta zona en unos meses, fruto de la ampliación del actual enclave, hasta duplicar la oferta de suelo industrial y logístico de la zona. Desde entonces se han iniciado las obras de urbanización para la ampliación del Parque Industrial de Villadangos del Páramo, que sumará otras 184 hectáreas a las 2.000 disponibles actualmente.

Así se establece el segundo pilar de la consolidación de este polígono industrial, en una promoción liderada por Somacyl, y que pretende aglutinar en el alto Páramo de León un enclave de oportunidades económicas, actividades y empleo en el centro de la provincia de León; el otro baluarte se está desarrollando en torno al ramal ferroviario, que servirá de enlace ferroviario con este mercado para satisfacer la actividad de la siderúrgica Coated Solutions León, así como de otras empresas ubicadas en la región.

En el informe que precede a esta ampliación de horizonte, la Empresa Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente, Somacyl, destaca la ubicación geográfica del polígono industrial, en el alto Páramo de León, que define como “un enclave estratégico al noroeste, próximo a la capital leonesa (a 19 kilómetros) y conectado, junto a la carretera N-120, la carretera A-127-León, la autopista AP-127-1, León, cruce con Benavente, la A-23 1 del Camino de Santiago y la AP Autopista -66 a Asturias, además de estar cerca del aeropuerto internacional y del transporte de mercancías desde León.

Un territorio industrial y logístico bien dotado, con una infraestructura intermodal en marcha -a través de un proyecto privado de circunvalación regional para el acceso a la red ferroviaria-, que reforzará su capacidad para las actividades logísticas y de distribución, con el objetivo de convertirse en una infraestructura clave en el brazo noroeste del Corredor Atlántico de la Red Transeuropea de Transporte.

Esta consideración estratégica de zona industrial genera demanda de nuevos suelos para los finalistas y expectativas concretas de crecimiento, con diversos proyectos de construcción, en especial de grandes operadores logísticos a nivel nacional e internacional, a los que hay que apoyar.

La extensión prevista de la zona industrial de Villadangos es de 184,10 hectáreas (1.841.029,84 m²), que prácticamente duplicará la superficie de la actual zona industrial (200 hectáreas), prevista como ampliación edificable sobre un terreno colindante al actual sector.

Somacyl es propietaria única del terreno, por compra a la Junta Vecinal de Villadangos del Páramo, y promotora y agente.

La actuación generará, tras la planificación detallada del sector dentro del Plan Regional, los siguientes terrenos:

1.352.905 m2 de superficie neta de uso industrial con una edificabilidad asignada de 912.106,05 m2, divididos en 52 lotes de diferentes tamaños, gracias a la calificación con tres ordenanzas de uso industrial, lo que garantiza una variada oferta tipológica (Extensiva, Aislada e Intensiva); 143.533,76 m2 de Espacios Públicos Libres + 16.818 m2 de lagunas, consideradas plantas existentes y clasificadas como Plantas Generales dentro del sector; 137.091,83 m2 de equipamiento público, en 4 lotes; 190.680 m2 de vía pública.

Esta es la siguiente etapa de la Declaración de Permiso Ambiental, emitida por el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Ordenamiento Territorial, luego de concluir en marzo que el proyecto de urbanización del plan regional para la ampliación de la zona industrial de Villadangos del Páramo, en la provincia de León, no tendrá “afectaciones ambientales significativas” y por lo tanto no necesitará ser objeto de evaluación de impacto ambiental periódica.

En esta resolución, sin embargo, se señaló que el proyecto, impulsado por la Empresa Pública de Infraestructura y Medio Ambiente de la Comunidad (Somacyl), deberá implementar una serie de medidas preventivas y correctivas previstas en el documento.

Entre ellas se encuentran las medidas de protección del suelo, la vegetación, la fauna y las aguas de la zona, requiriendo este último caso, en caso de afectación de cauces públicos, la autorización del Organismo de Cuenca. También es necesario proteger los senderos y la infraestructura ganadera de la zona, así como la atmósfera y los niveles de ruido. Se requerirá un estudio adecuado para el diseño de las luminarias y se controlará la gestión de residuos, así como se establecerá una política de prevención de incendios e integración ambiental para el proyecto.

Además, se elaborará un programa de seguimiento ambiental, se elaborarán informes periódicos que deberán remitirse al Servicio Territorial de Medio Ambiente de León y, para mantener la vigencia del informe de impacto ambiental publicado, el proyecto deberá estar finalizado en un plazo máximo de cuatro años desde la publicación del informe.

Las obras ya en curso consisten en la construcción de nuevos caminos para la ampliación del polígono industrial de Villadangos del Páramo que conformarán el sistema viario público de la nueva finca y el resto de obras, como la ejecución de todas las redes de servicios necesarias para el desarrollo de la finca: red pluvial y pluvial, red de alcantarillado, red de alcantarillado, red de suministro de gas y contraincendios, red de telecomunicaciones y red de riego, red pública de gas y agua, riego.

Las obras consisten principalmente en el movimiento de tierras y tendido de los distintos caminos, ejecución de zanjas, instalación de tuberías y colectores, ejecución y/o instalación de pozos, cañerías y dormitorios y basureros.

Las calles estarán compuestas por aceras, aparcamientos y calzadas y tendrán un ancho total que oscilará entre los 23,50 y los 56 metros.

en el campo

87.773 metros cúbicos de deforestación; 79.590 metros cúbicos de relleno; 49.967 metros cúbicos de grava artificial; 277,189 metros cúbicos de excavación; 52.859 toneladas de conglomerado bituminoso en caliente; 58,172 metros de losas de concreto en aceras;

11.335 metros de tubería de polietileno para abastecimiento de agua; 7.274 metros de tubería de hormigón armado para saneamiento; 75.735 metros de cables de media y baja tensión

418 candelabros con iluminación LED

Ute Villadangos Cero (integrada por las empresas Padecasa-Geoxa-Cycasa-Presa Ibáñez es la adjudicataria de una intervención de 25,8 millones: Somacyl constituirá un organismo público para gestionar la ampliación.



Source link