Vox se niega a reunirse con el PP a menos que quiera pactar un Gobierno de coalición


El PP intentó este martes retomar las negociaciones con Vox para desbloquear la candidatura presidencial, pero sin mucho éxito dado que su interlocutor rechazó la reunión salvo que se tratara de su entrada en el Gobierno regional.

El primer paso lo ha dado el PP a propuesta de su líder autonómico y candidato a la presidencia, Fernando López Miras, que ha dado instrucciones al portavoz de la Asamblea Popular, Joaquín Segado, para que dé los pasos necesarios para organizar una reunión con Vox mañana, a las 11.30 horas, en la Asamblea Regional.

El PP, además de negociar un acuerdo programático con 88 líneas de actuación que planteó en la primera y única reunión celebrada con Vox el pasado 4 de julio, ha añadido a su oferta la incorporación de este partido en cargos de representación institucional, como el de senador autonómico, o la incorporación a la Mesa de la Asamblea. Sin embargo, el PP insiste en ceñirse a su principal línea roja: el autogobierno.

La iniciativa de retomar el diálogo y tratar de desbloquear la situación política vino del pueblo

El contacto entre los dos partidos de este martes se produjo entre Joaquín Segado y Rubén Martínez Alpañez, portavoz adjunto del grupo parlamentario de Vox en la Asamblea.

Sin embargo, la reunión propuesta por el PP no se producirá, ya que Vox solo está dispuesto a sentarse a negociar el papel que jugará en el Gobierno regional, en el que insiste en participar a cambio de facilitar la investidura de López Miras.

El presidente autonómico de Vox, José Ángel Antelo, dijo inicialmente que no tenía constancia de la conversación entre Segado y Alpañez: “No tengo información. Nadie me llamó”, dijo al ser entrevistado por este diario.

«No estoy al corriente»

Horas después, Antelo insistía en que nadie del PP le llamara personalmente para pedirle cita. «No lo doy por hecho a través de los medios», ha añadido, confirmando la negativa de su partido a retomar las negociaciones con el PP a menos que se discuta su entrada en el ejecutivo. “Nos reunimos para formar un gobierno de coalición”, dijo el presidente Vox a LA VERDAD.

La negativa del partido de Abascal a retomar el diálogo con el PP si no concreta el reparto de concejos es un fracaso en el intento de desbloquear la situación política en la región de Murcia.

Los dos partidos se mantienen inflexibles en su principal petición: el PP, para gobernar en solitario, y Vox, para entrar en el ejecutivo.

Pese a esta actitud, Antelo ha reiterado en una entrevista a Es Radio que «sigue volcando al PP, porque los votantes han declarado que hay que formar un Gobierno de coalición para que se ejerza la política de Vox». «No vamos a dar marcha atrás», ni «bajaremos las expectativas», ha añadido sobre las peticiones realizadas en un inicio para la ocupación de la vicepresidencia del Gobierno regional y de los ministerios de Agricultura y Ganadería y de la Familia.

Antelo calificó de éxito el resultado de Vox en la región en las elecciones del pasado domingo, pese a la pérdida de un diputado y un senador. “Vox en la Región -dijo- obtuvo el 18% de los votos el 28 de mayo y ahora tiene casi cuatro puntos más, el 22%”, ha apuntado.

El martes por la tarde, el PP emitió un comunicado en el que confirmaba la reunión solicitada por Vox, e insistía en mantener «el compromiso adquirido durante la campaña electoral de formar un gobierno solo del PP apoyado en la legitimidad del 43% de los votos obtenidos en las elecciones del 28 de mayo». El PP, añade la nota, “confía en la voluntad de Vox de llegar a un acuerdo que evite el estancamiento y nuevas elecciones”.

Sigue operativa la asamblea para los debates de investidura

La cuenta atrás para la toma de posesión del Presidente de la Comunidad comenzó el 7 de julio y continuará hasta la fecha límite del 7 de septiembre. Durante este intervalo, la asamblea regional está facultada para convocar a los diputados siempre que esté previsto un pleno de investidura, por lo que no es necesario aprobar una autorización especial para esta tarea en los meses en los que la cámara no esté funcionando, como es el caso del periodo estival, indicaron este martes fuentes del parlamento regional, que añadieron que este sistema también se aplica en el resto de comunidades autónomas. Este procedimiento no está expresamente previsto por el estatuto de autonomía y por la ley del presidente, pues se entiende que rigen dos meses para obtener la toma de posesión.

En este sentido, López Miras y el Grupo Parlamentario Popular disponen del mes de agosto para realizar los plenos de investidura que solicitan. Por ello, el Presidente de la Asamblea puede formular propuestas sucesivas, debiendo arbitrar entre cada convocatoria por lo menos cuarenta y ocho horas, conforme a la ley del Presidente.

En 2015, la Asamblea Regional realizó una consulta a los servicios jurídicos del Congreso de los Diputados para aclarar el asunto. Respondieron que no es necesario establecer un plazo especial para estos casos, ni convocar a la Diputación Permanente. Si López Miras no completa la investidura para el 7 de septiembre, el Presidente de la Asamblea disolverá la Cámara, convocando a nuevas elecciones.



Source link