La vaca brava vuelve a Larraga

A fines de julio, la ciudad Lárraga se convierte en un punto de encuentro para promover el mundo animal, las actividades agrícolas tradicionales y observar el ganado salvaje en su hábitat. Esta vigésima primera edición, sin embargo, no fue como las anteriores. Y es que con motivo de la celebración hoy, domingo 23 de julio, de las elecciones generales, esta fiesta ha tenido que cambiar sus días festivos, adelantándolo un día entero e incluso quitando una de las actividades más populares del programa, la degustación de cordero asado DO Navarra.

Los visitantes pudieron conocer de cerca al ganado. saioa martinez


“El año que viene, si no hay elecciones, volvemos a empezar”, ha dicho Javi Imás, concejal del Ayuntamiento, quien, a su vez, ha explicado que hay que conservar este tipo de tradiciones para que los jóvenes “aprendan cómo antiguamente se trasladaba el ganado del campo a las ciudades para la celebración de las fiestas patronales, ya que no hay otro medio de transporte en camión”.

El mercado de la Palanguera contó con un stand de Playmobil.


Víctor Navas, pastor de la raza Sanfermin y criador de los toros que participan en la trashumancia, explicó que los animales “son de raza avileña, es decir, no atacan porque los usamos de niños para este tipo de eventos y no tienen miedo cuando ven coches, motos o personas”. “Llevamos seis años consecutivos viniendo a la fiesta de la Vaca Brava y creo que es importante que se mantengan este tipo de eventos. En los tiempos que vivimos, algunas cosas son muy apegadas, y mostrar cómo funciona el mundo rural es hermoso”, concluyó.

Comparsa Gigantes y Cabezudos de Larraga estaba en liza.


programa variado

Aunque la ganadería fue la protagonista indiscutible de la fiesta, el programa de actividades contó con una fuerte presencia del tejido artístico de la ciudad. El grupo musical juvenil Alegría Raguesa, el coro de San Miguel Arcángel, Gaiteros Gaztelu o Larragako Txistulariak fueron los encargados de definir la partitura musical de los viernes y sábados. Tampoco faltaron los mercados en la calle Palanquera.



Source link