Un plan de 25 millones contra las grandes inundaciones históricas de Lérez


La transición ecológica compromete la restauración de los diques

15 de mayo de 2023 . Actualización a las 05:00.

El ingeniero Carlos Nárdiz, que participó en la elaboración del Plan General de Pontevedra a finales de los 80, aún vigente, estimó en una charla con La Voz de Galicia ya en 2006, que la construcción del tercer puente sobre el río Lérez , que conecta con la carretera de Santiago, obligado a reducir el canal en un 50% de su superficie original. El viaducto mide algo construido en los años 70, 99 metros de largo. Se trata de una construcción de hormigón «cuyos restos -dice Nárdiz en un trabajo sobre intervenciones urbanas en los ríos de Galicia- casi redujo a la mitad el ancho del río, para que en el futuro pueda ampliarse con la ampliación del Boulevard Uruguay Corbaceiras sobre el río Lérez”. El puente entró en funcionamiento en 1983.

No es la única infraestructura que ha condicionado el ancho natural del río Lérez. El puente de Tirantes resultó en una invasión de al menos un tercio del total que ocupaba el río cruzando el lugar donde actualmente se encuentra el puente, inaugurado en 1995. ¿Qué sucede cuando un río se estrecha a través de una ciudad?

Como ocurre con otros fenómenos climáticos, los principales ríos también tienen su propio ritmo. Aparecen cada cincuenta, cien o quinientos años. Y la verdad es que hay precedentes históricos. como recuerdas el historiador Xose Fortes en su libro Pontevedra en el espejo del tiempo, el puente de O Burgo, que dio origen a la ciudad, sufrió varias veces el embate de las aguas. «El 26 de noviembre de 1646 -escribe Fortes- una enorme crecida del Lérez estuvo a punto de derribar el puente. Los numerosos árboles arrastrados por la corriente obstruyeron casi por completo sus ojos, convirtiéndolos en un dique incapaz de contener el empuje de el puente se habría caído si no fuera así la intervención de un héroe local. El cantero Juan Bouzán «y un modesto y desconocido obrero -dijo Fortes- Juan Docampo» corrieron el riesgo, casi cubiertos de agua, de cruzar el puente y derribar el parapeto.


un puente salvado

Las aguas se llevaron la maleza y el puente se salvó. Por supuesto, el río era mucho más ancho entonces.los bancos no se habían preocupado de construir infraestructuras educativas y deportivas, carreteras y diques que hacen que el Lérez corra cada vez más rápido e inunde, de vez en cuando, las tierras que le fueron arrebatadas en un día.

Ahora hay un plan sobre la mesa para mitigar tanto como sea posible.Son los desmanes que se cometieron en su momento llenando las riberas del río a la que Pontevedra debe su nombre.


El Ministerio para la Transición Ecológica ha puesto en marcha una actuación de 25 millones de euros que se centrará, entre otros, en la remodelación, mejora y puesta en valor del suelo situado frente al Pabellón Municipal de Deportes, en el bien estatal marítimo-terrestre. Entre Illa das Esculturas y A Xunqueira de Alba tendrá lugar un proyecto denominado «Entrepontes», dentro de la estrategia Pontevedra Flueque propone restaurar las márgenes del río, entre Os Tirantes y As Correntes, rompiendo el muro de contención del cauce del río, generando un ligero desnivel para tener un mejor acceso al cauce, que además permite mojarse los pies, y dando lugar a un curso verde a lo largo del río, con terrazas y vegetación de ribera.

«Lo que se proyecta Este tramo del río Lérez es una intervención valorada en siete millones de euros Y con eso pretenden quitar ese alcantarillado, esos muros de contención verticales de hormigón, para sustituirlos por un talud verde que permita el acceso al agua y evacúe los espacios de estar y de lectura -explica-. Concejal de Desarrollo Sostenible de Pontevedra, Iván Puentes (PSOE)—. Esto sería coherente con el uso actual de este terreno como una de las dos principales barreras de estacionamiento de la ciudad y, por lo tanto, se debe mantener un enfoque más limpio y mejor paisajístico.


El plan ha sido aprobado. Ministerio de Transición Ecológica y supone una inversión total de 25 millones de euros para todo el tramo urbano del río Lérez. La que sufre inundaciones, por extrañas que parezcan hoy con sequía, amenazantes, con un ritmo que la historia se encarga de recordar: cada cincuenta, cien o quinientos años.






Source link