730 trenes gigantes al año pasarán por Salamanca hasta la plataforma logística


Según responsables de Zaldesa, cuando esté en pleno funcionamiento, la terminal ferroviaria podrá recibir y expedir 730 trenes al año. Las líneas de la estación de mercancías de Peña Alta tienen capacidad para albergar gigantescos trenes de 750 metros, el modelo operativo esperado para el transporte ferroviario de mercancías a gran escala.

Actualmente, y según datos del anuario de Adif, Salamanca recibe alrededor de 1.200 trenes de mercancías al año. Se trata de datos de una terminal identificada como «Salamanca» y cabe señalar que la casilla de Tejares está en «0» y solo se conocen 58 trenes a Fuentes de Oñoro. Esta cifra está muy por debajo de su pico de 2.500 trenes en 2009 y también del total de la provincia, que superó los 4.000 anuales en 2016. Muchos de ellos paran en la «otra» estación de Salamanca, cerca de Tejares. -Chamberí.

Este punto es ahora el lugar designado para el manejo de trenes de carga. Sus estructuras, de casi 80 años, se componen de tres carriles de circulación para el paso, recepción y adelantamiento de trenes, dos carriles de servicio para parada de equipos, tres carriles de carga y descarga; una playa adyacente a los apartaderos de carga y descarga. Tiene capacidad para trenes de hasta 500 metros.

Formaba parte de la construcción de la denominada variante Serna, que se inauguró en 1954, y forma parte de la línea que acaba en Portugal. Ya está en marcha la electrificación para mejorar la línea y promover su uso como corredor de mercancías, aunque Portugal no descarta una conexión de pasajeros desde Oporto y Lisboa a Madrid vía Salamanca.

Cuando el puerto seco empiece a dar soporte al tráfico ferroviario de mercancías desde Salamanca, la antigua estación de Tejares-Chamberí será solo un punto de paso de los megatrenes, ya que no tiene la longitud suficiente para realizar las mismas funciones que ellos.

Más trenes en la ciudad

Lo malo es que aumentará el constante tráfico ferroviario de mercancías que recibe Salamanca y aumentará el tamaño de los trenes. La vía férrea Fuentes de Oñoro-Medina atraviesa toda la capital y aunque gran parte del recorrido es subterráneo, hay puntos en los que el movimiento será evidente.

El principal es el viaducto del Paseo de los Comuneros, por donde también cruzan los trenes de viajeros que finalizan su recorrido en La Alamedilla y vuelven a Vialia. Y también es punto de paso hacia Portugal o Medina para muchos trenes de mercancías.

Los trenes atraviesan la ciudad en gran parte enterrados bajo el falso túnel que comienza en Alamedilla, corre paralelo al Parque Jesuítico y termina en la calle Jardines. Sin embargo, al cruzar el paso a desnivel de Comuneros generan un pico de ruido, que se encuentra en el mapa acústico de la ciudad, muy similar a la curva que hace la línea en San José.



Source link