El vestuario de La Fuencisla recupera sus colores

El esfuerzo conjunto de la Real Hermandad de Nuestra Señora de la Fuencisla y el presbiterio del santuario que alberga a la patrona de Segovia sigue centrado en el mantenimiento y conservación de un templo cuyas características particulares dificultan cualquier obra.

Construido cerca de Peñas Grajeras y a orillas del río Clamores, el santuario sufre especialmente la intemperie debido a su ubicación, que afecta especialmente a las zonas más cercanas a la imponente muralla de la que emergieron 1.800 toneladas de roca caliza en 2005. fue parcialmente destruido.

Desde aquel día de triste recuerdo, la Hermandad y el Presbiterio han intensificado sus esfuerzos no sólo para recuperar lo perdido, sino también para conservar, mantener y potenciar el santuario como principal lugar de devoción y espiritualidad en Segovia.

En esta línea se han incluido las obras realizadas en los últimos años, que han servido para mejorar el ambiente del presbiterio con la instalación de un nuevo suelo de madera, o las más recientes centradas en la conservación de las pinturas de la hornacina que preside el altar del santuario pala d
Los trabajos se realizaron en el primer trimestre del año y los llevó a cabo la firma Conservararte de Segovia, donde el equipo de Beatriz Rubio y Sara Martín realizó un análisis preliminar del solar para determinar el tratamiento más adecuado. .

El estudio anterior encontró vestigios de intervenciones anteriores, especialmente en la mampostería, con reintegración de volumen y color, pero lo más preocupante era el estado de algunas enjutas de la cúpula, donde el polvo las había dañado considerablemente hasta el punto de generar estabilidad. Problemas.

La alta salinidad resultante de la humedad provocada por las infiltraciones e infiltraciones de la roca es la causa inmediata de este problema, que ha requerido una intervención para restaurar los volúmenes y la policromía de estos espacios.

Por ello parecía imprescindible la eliminación de las sales, obtenida con una limpieza a fondo de todas las estancias y trabajos de consolidación en las zonas más dañadas.

Los restauradores indicaron que se documentó el trabajo realizado para posibles futuras intervenciones, aunque ambos señalaron que lo realizado en esta intervención garantiza la estabilidad de las pinturas en el camerino durante mucho tiempo si se realiza «de forma adecuada y constante». afuera. afuera.

La restauración sirvió también para reforzar y mejorar el estado de las puertas de los vestuarios por las que se puede sacar la imagen de la Fuencisla del recinto; donde se realizó la recuperación de algunas molduras y la estabilización de toda la estructura.

Todo ello obligó a la Cofradía a realizar un nuevo gran esfuerzo económico que, con el apoyo del Rectorado, cubrió el presupuesto, para lo que llevó a cabo acciones de recaudación de fondos como la venta de la lotería de Navidad o la venta de libros. Virgen de la Fuencisla’ de Juan Manuel Santamaría, presentada el año pasado.





Source link