El último intento de salvar a los 44 de la policía local

El último intento por salvar a los 44 policías locales golpeados en nulidad de las oposiciones de 2012. El la defensa de 11 de los agentes presentó un escrito al Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 7 de Sevilla en el que plantea la imposibilidad de ejecución de la sentencia y demuestra que el cese de estos funcionarios dará lugar a una coste para las arcas municipales de unos seis millones de euros y alternativamente propone que un «notas de reserva» para el demandante en posteriores oposiciones o que se acuerde una indemnización a su favor.

Según fuentes judiciales, la abogado Javier Carnerero, en representación de estos 11 agentes, ha presentado al juzgado un duro memorándum en el que critica la actuación del Ayuntamiento de Sevilla y lamenta en este sentido que el departamento de recursos humanos, «por ignorancia o falta de orientaciónni se ha despedido a 44 policías locales afecta directamente la seguridad ciudadana, ni el costo que genera para las arcas públicas lo que redundará en un deterioro del servicio público para el ciudadano ni los daños irreparables que se causarían a terceros de buena fe irrelevante para el proceso, especialmente cuando la ley permite la ejecución alternativa de la resolución”.



Por tanto, critica la posición del consejo municipal, cuando declara que está comprometido con una “el abandono manifiesto de las funciones de la autoridad local en la defensa de los intereses generales de sus ciudadanos así como su ejecución manifiestamente discriminatoria”, porque entiende que «son muchas las razones por las que la ejecución de la sentencia no puede llevarse a cabo en sus términos, dado daño grave e irreparable causado” y recordar también que los jueces de la época absolvieron a los agentes investigados por la filtración.

Por estos motivos, Carnerero subraya «el tiempo que ha pasado de la escritura de nombramiento como servidores públicos de carrera 2 de julio de 2013 y la fecha inicial de ejecución de la sentencia, el año 2023, pasando el más de 10 años, Puede prorrogarse por varios años dependiendo del proceso de ejecución de la sentencia y de los medios más que ciertos que se puedan movilizar dentro del procedimiento ejecutivo vigente”.

También establece, entre otras cosas, las razones de «seguridad jurídica, protección de la confianza legítima, equidad y buena fe de los funcionarios interesados”como dejan en claro los detractores que finalmente fueron aprobados, «no hay duda de que actuaron de buena fe sin tener nada que ver con los problemas del ayuntamiento frente a la oposición”, y como tercera razón insiste en el hecho de que «la ejecución de la sentencia provoca un violación grave de la seguridad y por lo tanto de interés general y público por la pérdida masiva de 44 policías en servicio activo que resultó reducir drásticamente la seguridad públicaprovocando inestabilidad en el empleo de personas que llevan más de una década ejerciendo su profesión”.

En este sentido, muestra que en la actualidad el Ayuntamiento de Sevilla ha 422 funcionarios menos de los necesarios en Sevilla -Nosotros 1.386 oficiales según el informe de seguridad de la UE – para su seguridad pública, tenga un modelo, seuo, de 964 policías locales, a partir del cual solo hay 590 en servicio operativo activo, 277 policías locales ocupando puestos administrativos, y 134 mandos, un número de efectivos muy inferior al exigido por la ley, debiendo retirar a los 44 funcionarios afectados de los 590 en servicio operativo, por lo que me quedaría personal operativo reducido, la que prevé el servicio en la vía pública a 545 funcionarios para distribuirlos en rotación, argumenta la defensa.

A esto hay que añadir que en poco 300 policías locales asumió el cargo en 1992 se jubilarándejando «el personal de la Policía Local muy reducido en número, lo que supondrá un servicio de seguridad más que deficiente y una preocupación ciudadana que se verá agravada por la jubilación de los funcionarios afectados por la sentencia».

Un gasto para el Ayuntamiento de hasta «seis millones de euros»

Una cuarta razón citada por estos oficiales es coste a las arcas públicas por falta de renta de jubilación de 44 militares, el tiempo de ejecución de la sentencia, el nombramiento de nuevos funcionarios y su posterior formación en la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (ESPA) percibiendo salarios sin prestar servicios. De hecho, la baja de 44 agentes de la Policía Local supone una «grave pérdida de ingresos para las arcas municipales como consecuencia de la drástica reducción de las prácticas delictivas administrativas denunciadas por los mismos agentes y la pérdida de ingresos por sus sanciones, cuya pérdida de ingresos se estimaría en unos varios millones de euros, a lo que hay que añadir el coste de la formación de nuevos policías locales durante la formación práctica en la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía, así como pago de bienes propios sin prestación de servicios al ciudadano y que puede oscilar en torno al millón y medio de euros. Y ello sin que se impugne a la oposición la suspensión del cargo, en cuyo caso la pérdida de ingresos se prolongaría en el tiempo”, advierte.

Por ejemplo, señala que en el primer semestre de este año, un total de 14.267 denuncias por infracciones de tráfico, a una media de 200 euros por multa, sin contar los ingresos del remolcador municipal, «cifra que se estima en unos 5,7 millones de euros/año que repercutirá negativamente en la prestación del servicio público [según unos cálculos estimados pendientes de concreción por parte del Ayuntamiento]. La merma en los ingresos de las arcas públicas que repercutirá directa o indirectamente en la mala prestación de los servicios públicos a los ciudadanos y que el titular del departamento de recursos humanos no ha podido atender.

Denuncias sobre la actuación de estos policías

Pero la destitución de los agentes no sólo implica un coste para las arcas públicas, sino que generaría, según el abogado Javier Carnerero, otros problemas por la posible»denuncias de los ciudadanos sobre las intervenciones de los funcionarios intervinientes en el ejercicio de sus funciones. Se trata de detenciones practicadas, condenas de ciudadanos por delitos de agresión a los funcionarios afectados, pago de indemnizaciones a funcionarios, funcionarios encargados de garantizar el servicio de seguridad pública, etc. obligaría revisión de casos por parte de todas las agencias de justicia penal entre las ya concluidas y las en curso, recientemente se suspendió una audiencia en la que debían intervenir los funcionarios involucrados en la sentencia y se informó a los funcionarios afectados por la sentencia”.

Al respecto, observa que “Es solo cuestión de tiempo que se hagan públicos los números de servicio de los funcionarios afectados. decisivamente para que los ciudadanos puedan reclamar ante el ayuntamiento local cualquier actuación de estos funcionarios que les afecte. Las reclamaciones pecuniarias de las que tendrá que responder el Ayuntamiento de Sevilla”.

También invoca «el grave perjuicio causado a los opositores de buena fe que, habiendo obtenido su cargo tras años de estudio y tras más de una década de trabajo, cf. cortar su vida personal, profesional y familiar».

Reserva de Bonos o Indemnización del Reclamante

Por todas estas consideraciones, la defensa aprecia que “existe cobertura legal y doctrinal para la aplicación de la solución más adecuada por puras razones de seguridad jurídica, protección de la confianza legítima y corrección, de los intereses de las partes según el tiempo transcurrido, superior a 10 años”. consistente en optar por la ejecución alternativa de la sancióngarantizando así los derechos constitucionales del recurrente, evitando perjuicios graves a la administración local en la prestación de los servicios de seguridad y administración de gendarmería. que le correspondan, así como a las arcas públicas, lo que afectará directamente tanto a los ciudadanos como a mí. daños físicos, morales, personales y profesionales graves e irreparables sufridos por los agentes afectados y terceros interesados ​​que ven como todo el esfuerzo se dedica a sus vidas, familias y bienes sufrir retrasos en ejecución, tener que retomar las competiciones en igualdad de condiciones, con reducidas capacidades de estudio y el estrés añadido de ver la vida agotada y dependiente de la posibilidad de un examen sin certeza de continuidad».

La solución «lo más adecuado con el menor daño posible seríaen opinión de este partido», en las «notas de espera» del solicitante para la próxima apelación de la policía local diseñado por el Ayuntamiento de Sevilla, y, en segundo lugar, proceder a la «determinación de la indemnización en función del daño causado».



Source link