Pagar para aparcar en las bahías de la costa alicantina, la última medida para «no morir de éxito turístico»


Cada verano es «un reto colosal» para ciudades como Xàbia, Benitatxell, Benissa, Moraira o Dénia, municipios acostumbrados a la «normalidad» del invierno y que reciben un «boom» turístico que cuadruplica la población de la región cuando llega junio.

En este sentido, el Poble Nou de Benitatxell fue el último en intentar regular la afluencia de turistas: a partir del 1 de abril estableció una tasa para los coches que entren en Cala Moraig, donde los que aparquen tendrán que pagar 12 euros, excepto los residentes.

Aparcar en la Bahía del Moraig cuesta 12 euros

No es el primero en regular el acceso a las playas. El año pasado, el Ayuntamiento de Xàbia aprobó la misma tarifa, esta vez de 9 euros, para los coches que quieran acceder a la bahía de la Granadella y la bahía del Portitxol, aunque el pasado verano se pudo acceder de forma gratuita debido a la subasta para conseguir este objetivo. . servicio.

El alcalde de Xàbia, José Chulvi (PSOE), asegura en una entrevista con EFE que esta no es la única medida que el Ayuntamiento ha impulsado en los últimos años, ya que se ha impulsado un plan de ordenación del litoral en el que se aprueban medidas para «no morir». de éxito» gracias al turismo de masas.

Así, informa Chulvi, este plan ha aprobado una normativa sobre ruido en el mar para evitar que las embarcaciones lleven grandes altavoces y ha «pactado» con las empresas de kayak, que han pasado de 6 a 18 en un año, buscar un «equilibrio» entre turismo y turismo. conservación del paisaje. .

Xàbia ha aprobado la regulación del ruido provocado por las embarcaciones con sus altavoces

También indica que si bien los fondos se destinaron a promocionar la ciudad como destino turístico hasta 2015, ahora han desaparecido y esta cantidad se ha utilizado para regular y mejorar la sostenibilidad del turismo.

Desde entonces, Xàbia impulsa Projecte Posidònia, una aplicación móvil que permite saber dónde puede fondear un barco y dónde no porque atacaría a la posidonia o marcaría cuevas marinas para evitar la entrada de embarcaciones a motor.


leer también

Enrique Bolland

Con el dinero ahorrado en la promoción también se ha colocado un campo de boyas de amarre en Cala Sardinera y se han impulsado medidas desde la Diputación para que los coches no puedan aparcar en la calle, explica el concejal de Xàbia, un municipio de unos 30.000 habitantes que alcanza la cuota 120.000 en julio y agosto.

Además, insiste en que hasta hace dos años los vehículos aparcados se salían de un solo carril para cruzar el Cabezo de la Nao, lo que suponía un peligro en la vía.

También señala que ya existe una colaboración con el Ayuntamiento de Dénia para regular las visitas a la Cova Tallada, una pequeña cueva marina bajo el Parque Natural del Montgó cuyo acceso está regulado durante tres veranos y que debe ser accesible con reserva gratuita.

Xàbia utiliza el dinero de la promoción turística para mejorar la sostenibilidad del sector

También defiende que Xàbia fue «pionera» en la organización de las calas en 2016 y que el pasado verano se sumó Cala Blanca, así como Granadella y Portitxol, las más famosas.

Para Chulvi, el objetivo de estas medidas no es castigar, sino «tener control y sobre todo equilibrio para disfrutar del mar», porque lo que no puede crear la proliferación de kayaks o paddleboards, es «caos», defiende el alcalde.

Para ello defiende que los restos creados por los ahorros promocionales se han destinado a campañas de sensibilización sobre la importancia de la posidonia o “cómo actuar” en el Parque Natural del Montgó.


leer también

Enrique Bolland

Una tira de arroz lista para comer.

Por ello, desvela que esta normativa, como el turismo, «está viva» y evolucionando y concluye que muchas de estas medidas se deben principalmente al boom turístico nacional e incluso autonómico que ha llegado a Xàbia, Dénia, Moraira, Benissa o Calpe tras el covid. . .

“Hace cinco años éramos desconocidos, pero ahora hay momentos en que, si no hay un orden, se complica la gestión, que se hace solo para aprovechar la experiencia de la ciudad.


leer también

Héctor Sanjuan

Horizontal





Source link