Espadas empuñadas por el Ayuntamiento de Laguna de Duero

Incertidumbre política en la Laguna de Duero. La circunscripción política presenta importantes incertidumbres luego de que el actual alcalde, Román Rodríguez, anunciara que no volverá a postularse. Un concejal que no se repite y siete candidatos de diferentes ideologías políticas en busca de plantilla. Una aglomeración de elementos que puede fragmentar demasiado el cuerpo municipal y complicar los pactos de gobernanza.

El equipo de gobierno está formado por asesores de Laguna Indipendenti, Partido Popular y Cs. El PSOE fue la segunda fuerza más votada y ganó cinco alcaldías, pero tuvo que conformarse con estar en la oposición.

Todo parece indicar que aún habrá tres partidos políticos que estarán en posiciones de privilegio tras conocerse los resultados la noche del 28 de mayo. Independiente de Laguna, PSOE y PP.

La formación lagunar espera reconfirmar al Municipio y pone sobre la mesa los resultados del mandato actual. Destaca las actuaciones que se han llevado a cabo en temas como el ciclo del agua y señala que aún quedan proyectos por ejecutar, como la mejora de las entradas y salidas de la ciudad.

El PSOE pone sobre la mesa un aspecto que puede ser fundamental. No está dispuesto a pactar con partidos independientes porque entiende que sus ideas para el municipio no son compatibles. Esta circunstancia podría inclinar la balanza para que otros partidos puedan formar equipos de gobierno. Los socialistas tienen claro que el municipio ha sufrido un importante bloqueo en sus políticas y pretende relanzar algunas iniciativas «suspendidas desde hace años» por parte del municipio.

El PP se encuentra en una posición complicada tras conocer una escisión en sus filas bajo las siglas Por Laguna. Su candidatura se distingue, eso sí, por los resultados obtenidos en los campos industriales o por el desarrollo del plan director. Las puertas no están cerradas en materia de acuerdos y ha subrayado el apoyo del Ayuntamiento a determinados proyectos, como la ampliación del centro de salud.

Queda por ver el papel de otras formaciones. Vox y Por Laguna representan un espectro político más de derecha, lo que implica que en cualquier acuerdo postelectoral podrían optar más por el PP, mientras que Toma la Palabra representa a la izquierda. Además, tendremos que esperar para saber dónde está Cs. Después de las elecciones, casi seguro como sucedió en mandatos anteriores, habrá que esperar a los acuerdos para saber qué partido es el dueño del cabildo.





Source link